Testimonios

¿QUÉ DICEN DE MÍ?

 

El italiano es una lengua que siempre me ha gustado mucho. Antes de empezar las clases con Núria, mis únicos contactos con el idioma eran de algún viaje a Italia y de oír hablar a mis amigos italianos. Entendía el italiano, pero no lo hablaba ni lo escribía.

Decidí aprender la lengua por motivos profesionales. Por cuestiones de trabajo necesitaba mantener conversaciones “importantes” en italiano, que no se me pasará nada por alto, poder decir todo lo que quisiera, “saber italiano”. Pero también porque el hecho de poder hablar con mis amigos en su idioma me parecía fantástico.

Con Núria hemos trabajado tanto el italiano general como el de negocios. Después de 33 horas de clase, ahora entiendo todo que se habla en italiano sin tener que pedir que me hablen más despacio. De hecho, cuando oigo a alguien hablar en italiano (aunque no se dirija a mí), pongo la oreja y cotilleo para intentar entender.

Hablo sin pensármelo dos veces. Cometo errores, pero en cierto modo me parece que eso es una buena señal. Incluso cuando tengo que escribir un correo electrónico, aunque me cueste, lo hago en italiano. Gracias a las clases con Núria, creo podría llegar a entender y a hacerme entender bastante bien en este idioma.

Estoy muy contento de haber ido a Peralada a tomar clases de italiano con Núria Comamala, y recomendaría el curso a otras personas. Creo que sus clases son muy a medida del alumno, entretenidas, agradables y provechosas, y que si tienes ganas de trabajar haces grandes progresos. El lugar es adecuado y ella hace muy bien su trabajo.

 JOSE ARANDA, responsable IT (Castelló d’Empúries, Cataluña)


 

Soy argentina y vivo en Cataluña desde hace 20 años. Entendía el catalán, pero no me había animado nunca a hablarlo ni a escribirlo. Quería hacer un cambio profesional, tenía tiempo y pensé que después de 20 años viviendo aquí ya tocaba ponerme seriamente con el catalán. Me marqué como objetivos ganar seguridad para empezar a hablarlo y saber en qué nivel estaba por si en un futuro laboral lo necesitaba.

Estoy contenta con los resultados que he conseguido con solo 20 horas de clase, y recomendaría el curso a cualquiera que quiera conseguir un nivel avanzado de catalán. Núria es una persona cercana, con la que enseguida coges confianza, y el lugar de estudio en Peralada me ha gustado mucho.

Después de trabajar con Núria tengo más clara la gramática del catalán, me siento más segura para hablarlo (sobre todo con gente nueva) y estoy animada a continuar mejorando. Soy la presidenta de la Asociación de Madres y Padres de la escuela de mis hijos, y este año hasta me he atrevido a hacer el discurso de fin de curso ante toda la escuela en catalán. ¡Gracias, Núria!

 LORENA MEDRANO, licenciada en Administración y Empresa (Delfià, Rabós d’Empordà, Cataluña)


 

Antes de empezar las clases con Núria mis conocimientos de español eran bastante limitados, tanto en gramática como en vocabulario. Mi objetivo era ser capaz de construir frases más largas y de hilvanarlas de manera coherente, además de ganar confianza a la hora de hablar.

Después de 20 horas de clases, me siento con más confianza, puedo hacerme entender con frases más elaboradas, tengo un vocabulario más rico y entiendo más cuando escucho.

He disfrutado mucho de las clases con Núria, y las recomendaría a cualquier persona que busque una profesora que inyecte humor al aprendizaje de un idioma extranjero. Núria consigue un equilibrio perfecto en los contenidos de las clases (gramática, vocabulario, actividades de escucha y conversación…). Aprender español con ella nunca me ha resultado aburrido.

 DENISE HUDSON (Peralada, Cataluña)


 

Había estudiado español hace unos años, pero casi no lo hablaba ni lo escribía. Empecé a tomar clases con Núria porque quería continuar el aprendizaje y perder un poco la vergüenza de hablarlo.

Ahora sé que entendía más de lo que pensaba, tengo más confianza en mí misma y me atrevo más a responder en español.

Me han gustado mucho la variedad de actividades en una misma clase (leer, escuchar, hablar, jugar…) y la diversidad de medios utilizados (vídeo, música, textos, audios…). Recomendaría a otras personas trabajar con Núria: sus clases son interesantes e interactivas, y ella es una persona muy disponible tanto en clase como fuera, y que se adapta en todo momento a las necesidades de sus alumnos.

 NATHALIE SCHMITT, encargada del alojamiento de turismo rural El Quintà (Masarac, Cataluña)


 

¡Núria es una profesora fantástica! Es simpática, alegre, le apasiona su trabajo y tiene muchísima paciencia con los alumnos.

La conocí en casa de unos amigos y, como tenía el proyecto de hacer un viaje largo a España, necesitaba conversar en español... Fue así como comenzamos las clases particulares en una cafetería... y fue muy agradable.

Núria es una profesora muy preparada y con ella mejoré mi español en poco tiempo.

 LAURA GIUNTI, funcionaria regional (Florencia, Italia)


 

Sin lugar a dudas, Núria es toda una profesional. Conceptos, gramática y conversación van de la mano. Y como persona, tengo un fantástico recuerdo de ella. Su manera tan personal de dar las clases te hace amar el catalán y empezar a hablarlo como si fuera tu propia lengua.

  LUPITA MOLINA ESTRADA, empleada en un supermercado (Figueres, Cataluña)


 

En el año 2010 hice un curso de español turístico de 60 horas promovido por la Diputación de Florencia, y tuve la suerte de tener a Núria como profesora. ¡Os puedo garantizar que valió mucho la pena! Aprendí nociones gramaticales y vocabulario específicos de la hotelería, y obtuve una visión completa de la geografía, las costumbres y las tradiciones de toda España. Núria es una profesora competente, siempre bien preparada, paciente, y exigente en la justa medida.

 PAULA KNOEPFEL, profesora de alemán y traductora (Florencia, Italia)


 

Conocí a Núria a través de una amiga. Fue una profesora fantástica, atenta, muy competente. Si recorro el mundo con desenvoltura y seguridad por los países de habla hispana, se lo debo a ella. ¡Gracias, Núria!

  CARMELA D’AIUTOLO, gerente Agencia Regional para la Protección Ambiental de la Toscana (Cavriglia - Arezzo, Italia)

 


 

Tomé clases particulares de español con Núria en Florencia en el año 2010, y me sentí muy cómoda con ella. Es optimista y alegre, y en seguida hace que te sientas a gusto. Preparada y entusiasta, se esfuerza en encontrar temas interesantes. La recomendaría como profesora a quien quiera aprender español.

  JESSICA HUNTINGFORD (consultora - Florencia, Italia)

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top