Gracias por visitar mi web, ¿QUÉ PUEDO HACER POR TI?

 

¿Los idiomas son un obstáculo para tus retos personales o profesionales? ¿Sientes que no acabas de ser tú cuando tienes que expresarte en catalán, español o italiano?


  • ¿Te gusta viajar?
     
  • ¿Trabajas en el sector turístico?
     
  • ¿Has pensado en irte a vivir al extranjero o acabas de mudarte?
     
  • ¿Vas a hacer un Erasmus?
     
  • ¿Necesitas comunicarte en catalán, español o italiano en tu trabajo?
     
  • ¿Has conocido a una persona maravillosa y no hablas su lengua?
     
  • ¿Eres una mente inquieta y te gusta aprender nuevos idiomas?

Si has contestado sí a alguna de estas preguntas, estás en el lugar adecuado.

Me llamo Núria Comamala, y soy profesora de catalán, español e italiano. Mi objetivo desde la escuela de idiomas online QUÈ US DIRÉ? es ayudarte a romper la barrera del idioma para que consigas hacer realidad tus proyectos personales y profesionales.

 


 

 

Clases online de catalán, español e italiano


¿Qué necesitas? Explícame tu proyecto


Clases a medida


Sin barreras

 

¿Para qué estudias o quieres estudiar el idioma?

¿Qué objetivos tienes?

¿Cuáles son tus intereses y aficiones?


Individuales, personalizadas y centradas en lo que realmente necesitas.

Para que ahorres tiempo y evites obstáculos.


Aprende idiomas desde donde quieras y cuando quieras (sin desplazamientos y a cualquier hora).

Coge el ordenador, la tableta o el teléfono móvil, elige la aplicación que más te guste (Skype o Hangouts de Google) y empieza a trabajar en tu proyecto.


HABLEMOS. TE ESCUCHO.
CREEMOS JUNTOS TU ITINERARIO LINGÜÍSTICO.


PARA TODO
TIPO DE VIAJES


CONECTADOS DESDE
CUALQUIER LUGAR

 

Ver los cursos

 

 

 

¿Quién és Núria Comamala?

 

Una filóloga de 50 años amante de los viajes, los libros y la gastronomía.

La enseñanza me ha atraído siempre. Transmitir conocimiento es lo que más me mueve y con lo que más disfruto, lo que me hace vibrar y me llena de energía.

He vivido en Florencia, Roma, París y Dublín, pero siento debilidad por Italia. Al servicio de la Administración local durante 23 años, antes, durante y después he compaginado el trabajo en un ayuntamiento con la enseñanza de idiomas y la corrección y traducción de textos.

Me conocerás mejor, si sabes que:

1. Nací en Peralada, un pueblo de menos de 2000 habitantes en el nordeste de Cataluña, a dos pasos de la Costa Brava y no muy lejos de la frontera francesa. La escuela arranca desde este rincón del Ampurdán, y verás que las referencias a Peralada son constantes tanto en la web como en mis clases.


2. Soy la mayor de 6 hermanos. Mis héroes de por vida: mis padres.


3. Llevo en la sangre la vocación de servicio. No concibo el trabajo de ningún otro modo que con la voluntad de ayudar a los demás. Y eso es lo que he intentado hacer siempre, cuando he trabajado en la Administración y cuando lo he hecho en otros ámbitos, como filosofía de vida.

 

4. Amo la vida de pueblo, pero me encantan las ciudades. Si me pierdo, puedes encontrarme tanto en una cala de la Costa Brava como en un café de París.


5. Me gusta hablar con frases hechas. Algunas de las que uso, las he oído solo en casa. Entre mis preferidas, un par de mi abuela paterna, de traducción imposible: “Buscar la nit pels armaris” y “Fer-se retratar per una cargolera” (literalmente, ‘Buscar la noche por los armarios’ / ‘Hacerse retratar por una vendedora de caracoles’).


6. Creo en el empoderamiento de las mujeres: el mundo debería ser más nuestro. Si esto significa ser feminista, sí, lo soy.


7. Detesto la traducción innecesaria y abusiva de términos al inglés.


8. Cuando no trabajo, viajo, camino, tomo el sol, leo novelas o miro la vida pasar desde una terraza. Si encuentro un lugar donde puedo hacerlo todo, me quedo.


9. Creo que la vida está hecha de detalles.

 


10. Mi lengua nativa es el catalán, pero me considero casi bilingüe catalán-español. Hablo con fluidez el italiano, chapurreo el francés y continúo peleándome cada día con el inglés.


11. Me encanta la fotografía. Hacer fotos y coleccionarlas. El tiempo vuela cuando las hago y cuando las miro. Las fotografías tienen la capacidad de cambiar a positivo el día más nefasto: remirar viejos álbumes es un pasatiempo que recomiendo.

 

12. Soy profesora de lenguas, pero durante años he sido (y continuo siendo) estudiante de idiomas. Se aprende mucho al otro lado del aula. En mis clases no descarto métodos, enfoques ni materiales: si a un alumno le funciona una cosa, bienvenida sea, venga de donde venga.


13. No soporto la prepotencia, el incivismo ni las mentiras.


14. Admiro a las personas honestas y coherentes. Intento trabajar cada día para serlo.

 


 

¿De dónde sale QUÈ US DIRÉ?

De un cambio de planes

Cuando terminé la Universidad, tenía claro que quería ser profesora de lengua y literatura en un instituto. Al poco tiempo, empecé a trabajar en los servicios administrativos del Ayuntamiento de mi pueblo. El trabajo me sedujo, y lo que tenía que ser una ocupación temporal se convirtió en mi profesión durante 23 años.

 

 

De un flechazo

En verano de 2007, hice un breve viaje en solitario a Roma. La atracción que ejerció en mí la ciudad fue tan grande que de vuelta a casa decidí que quería vivir en Italia durante un tiempo.

 

 

Bajo el sol de la Toscana

Dos años más tarde, con unas nociones de italiano y el recuerdo de Roma todavía presente, pedí una excedencia y me fui a Florencia. La ciudad de Dante me fascinó, y el año que pasé allí fue uno de los más especiales de mi vida. La experiencia como profesora de español para extranjeros y el primer contacto con la enseñanza de idiomas con fines profesionales me entusiasmaron.

 



 


De la Toscana a los Abruzos

Varias casualidades (¿o causalidades?) me llevaron de Florencia a la pequeña ciudad de Chieti, y de nuevo el turismo y la enseñanza se cruzaron, esta vez a través de un proyecto europeo de colaboración Cataluña-Italia.

 

 

De los Abruzos al Ampurdán

Después de casi dos años de excedencia, volví al Ayuntamiento. La estancia en Italia y las experiencias laborales allí me despertaron todavía más el gusanillo de la enseñanza. La idea de regresar al extranjero, de continuar aprendiendo idiomas y de abrir mi propia escuela se hicieron recurrentes.

 

 

De nuevo en el extranjero

Como decía mi abuela, “la paciencia es la madre de la ciencia”, y me tocó ser paciente. Hasta 2015 no pude pedir una nueva excedencia y, con la idea de mi propia escuela siempre en mente, me tomé un año sabático para viajar y estudiar idiomas.

 

 

Y como nunca es tarde si la dicha es buena…

En 2017, de vuelta a Peralada y con 50 años, llega finalmente el momento de iniciar mi primera aventura empresarial.

 

 

La escuela

 


QUÈ US DIRÉ? es el germen de un proyecto de escuela de idiomas presencial que he tenido entre ceja y ceja durante mucho tiempo. Una escuela de idiomas gestada en Peralada, de reminiscencias literarias y nombre peraladense, pero que nace con la vocación de abrirse al mundo. Mi propósito es ayudar a personas de aquí y de la otra punta del globo a estudiar y a trabajar, a amar y a vivir, a viajar, a través de las lenguas.


Comienzo con clases virtuales y a domicilio de italiano, español y catalán. Si necesitas aprender alguno de estos idiomas para continuar estudiando, para trabajar, para hacer negocios, porque te has enamorado de alguien que los habla... Si tienes en mente un proyecto de viaje personal o profesional, estaré encantada de acompañarte. Reserva una clase de prueba gratis y hablamos.
 

 


 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top